Senegal, sensaciones de la vida


Hoy dejo este espacio de mi blog a Javier Centeno, que estos días está viendo la vida desde una nueva perspectiva. Esa que todos sabemos que existe, pero que hasta que la vives en primera persona no sientes.

Lo que parecía ser un famtrip ‘al uso’ (conocer hoteles, restaurantes y zonas turísticas), se ha convertido en una experiencia inolvidable, no por las maravillas del país, sino por las vivencias. Nos lo cuenta desde Senegal, y el impacto de lo que está viendo y viviendo queda plasmado aquí. Os dejo sin más el relato. No he tocado ni una coma.

En mitad de la sabana de Senegal, me ha dado por escribir, es curioso que en un viaje como este y en este momento no quiera estar pendiente de las indicaciones del guía.

El hecho de que haya cogido el iPhone para empezar este post, es por algunas reflexiones que a base de conocer chavales senegaleses me estoy haciendo. ¿Tan dura tiene que ser la vida para estos niños? ¿Que han hecho para merecer tanta pobreza? ¿Porque unos tanto y otros tan poquito, por no decir nada? Es difícil sacar una respuesta a estas preguntas, pero cuando uno está acostumbrado a una sociedad donde los niños tienen de todo, se hace mas difícil todavía.

Darle un muñeco a un niñito de cuatro años y no saber que hacer con él. ¿Qué es esto? ¿Qué hago con él? ¿Juegas conmigo y me enseñas? Esas son las preguntas que te transmiten solo con la mirada, con la luz de sus ojos. Mirada real, verdadera, sincera, miradas a las que uno desgraciadamente no esta acostumbrado a vivir.

Me doy cuenta que vivimos en un mundo artificial, donde nos preocupa más la cobertura del teléfono, que las ganas de mejorar este mundo. Estoy viviendo sensaciones extrañas, completamente nuevas, el cariño a cambio de nada, una sonrisa a cambio de otra, un beso a cambio de una lagrima. Sí, eso es lo que piden estos niños, nada que ver con lo que piden los nuestros. Sus juguetes son el río, el mar, los árboles donde ellos juegan a esconderse y a treparlos, los animales, compañeros en el hogar, y todo lo que la naturaleza nos ha dado. Una vida impensable para cualquiera de nosotros a estas alturas.

Lo titulo sensaciones, porque por muy duro que trate de ser uno, el corazon siente, los ojos ven, y la cabeza piensa.

Difícil borrar imágenes de niños sonriendo, difícil borrar imágenes de niños apretando tu mano y difícil es borrar también la imagen de un niño dándote un beso. Estos niños que con muy poquito sonríen, con menos son felices y con nada viven.

Es increíble cuando te miran, uff, esa mirada, blanca, sincera, clara, directa, de las que te llegan a lo mas hondo, de las que te hacen pensar en que necesitamos nosotros para ser felices. Lo tenemos todo, si, todo lo material, pero nos falta mucho para llegar a disfrutar de la vida como vive esta gente.

Tienen mucho que enseñarnos, y lo digo de corazón, no tienen lujos o muchas cosas de las que nosotros ni siquiera le damos importancia, pero tienen muchísimas cosas que nosotros por h o por b las hemos ido dejando u olvidando.

Me da cierta satisfacción ver que no son tan pobres, quizá ellos son mucho más ricos que nosotros.

Javi

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Destinos, Mis viajes, Senegal y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

10 respuestas a Senegal, sensaciones de la vida

  1. merijou dijo:

    javi debe ser maravilloso, me alegra que lo estéis viviendo a tope y este fam creo que quedará para la histora de tu vida y de crt también, esas caritas esos niñitos que aunque no tengan nada material como tú dices tienen lo más importante de ésta vida sentimientos, y por ellos se mueven y viven, adelante!!!!! disfrutar y vivir cada momento y cada instante de éste viaje, un beso muy fuente, MERIJOU

  2. Silvia dijo:

    Qué razón tiene!!!!!! Comparto al igual que él todas esas emociones ,que hace muchos años tuve la gran oportunidad de vivir,allí mismo ,en Senegal ,y nunca podré olvidar aquellas sonrisas…..eran de verdad,eran de corazón.

  3. Sin duda son experiencias que se te quedan en el recuerdo, y para Javier mas si el nino lleva una camiseta del Barsa, ejejjeje
    A disfrutar de las fotos que aun nos toca esperar uan vivencia como esa.

  4. FENT MILLES - YOLANDA dijo:

    Querida Almudena / Querido Javier:
    Gracias por dedicar unos minutos de vuestro blog a mi África, a mi amada África.
    Siempre comento que cuando me jubile, me iré a ese continente a vivir. El problema será elegir en qué pais…. porque cuantos más paises descubro, más me engancha ese continente.

    Me alegra tanto que la experiencia que estais viviendo en Senegal esté resultando emocionalmente tan intensa… estoy reviviendo mi primer viaje a África mientras te leo. Puedo sentir lo que estais sintiendo, ver lo que estais contemplando, percibir lo que estais viviendo tan sólo cerrando los ojos… Durante esos instantes mi mente se llena de la mágia que envuelve a mi amada África.

    Vuestro regreso a casa será duro, no tan sólo por el cansancio físico acumulado, lo más duro será ver que en este, para mí, mal llamado primer mundo, las sonrisas, los abrazos, los besos no son gratuitos. Que los colores en el cielo no están pintados con la misma paleta. Que la música no suena igual…

    Recuerdo, como si fuera ahora, lo que me pasó al día siguiente de mi llegada. Era sábado y fuímos al supermercado a comprar. Cuando me encontré dentro, me entró un sudor frío, una angustia, un malestar,… Dejé el carro junto a mi família y salí del supermercado zumbando.
    Sufrí un shoc al entrar en el supermercado, Fué ver las estanterias rebosando de alimentos, los pasillos llenos de gente empujando carros que casi se desbordaban de lo llenos que estaban y mi mente me traicionó, jugó con mi corazón y con mis sentimientos porque me vino a la mente una imagen del dia anterior que no podía borrar: una botella de agua precintada dentro de una nevera oxidada, vieja, conectada a la red eléctrica a través de un complicado lío de cables para disponer de electricidad durante un rato sin pagar. Mi última noche la había pasado en compañía de una de mis otras “famílias” africanas quienes me habían preparado una comida típica como despedida y se habían tomado la molestia de comprar una botella de agua y ponerla en una nevera para que estuviese algo fresca y esa botella era lo único que había en la nevera.

    A partir de ahora, cuando escucheis por los medios que una patera llena de inmigrantes africanos a llegado a nuestras costas, o os cruzeis con un negro por la calle, lo vivireis de otra manera. Cuando volvais a vuestras mesas de trabajo y tengais un dia “horribilis”, tendreis deseos de abandonarlo todo a cambio de regresar a esa África maravillosa que os ha acogido con los brazos abiertos. Sentireis rabia, impotencia, delante de comentarios racistas y complicidad cuando compartais vuestras vivencias con personas enamoradas de África, como yo.
    A partir de ahora tendreis deseos de conocer otros destinos africanos sin los miedos que teníais antes de pisar Senegal. Sereis embajadores del destino, enamorareis con vuestras palabras a todo aquel que os pregunte. El turismo es una parte importante dentro de las economías de esos paises. Nosotros trabajamos en este sector y hemos de ayudarles. Si lo hacemos respetuosamente, integrando los proyectos sociales que existen a nivel local dentro de un circuito turístico es de la mejor manera que podemos cooperar a que crezcan turísticamente, no ? Pues adelante. Bienvenidos al CLUB !!!

    • Muchas gracias, Yolanda!!! ¡Si puedo incluirte como editora!

      Aunque no he podido acompañar a Javi en este viaje por temas de trabajo, supongo que tienes razón en lo que dices, que aquí las sonrisas y el cariño son a cambio de algo (aunque no siempre…eh!) Pero el concepto de vida y las situaciones se afrontan de otra manera. Vivirlo de cerca es una experiencia inolvidable, y como eso se debería tomar… nunca olvidar que existe otro mundo, más dificil, pero más sincero.

      Ya sabes, aquí tienes un sitio para cuando quieras contar alguno de tus viajes!
      Un besazo!
      Almu

  5. Miguelón dijo:

    Hola, que tal, estoy leyendo y me viene a la memoria aquellos dos años que estuve cubriendo el Rallye Dakar en Mauritania, Mali y Senegal.

    Perdón, por cierto soy Miguel, hermano de Javi, yo viví esas experiencias pero diferente, encerrado en una burbuja, la Organización del Rallye te lleva de aquí para allá, y lo más grandioso y valioso para esta organización es la prensa, por tanto nos tienen entre algodones y vigilados para que no nos pasara absolutamente nada, yo siempre que acababa mi texto, allí donde estuviera, intentaba acercarme para conocer gente y cuando llegabas a un pequeño poblado, los niños corrían y te recibían con los brazos abiertos, aunque parece mentira, estaban deseando que llegara el mes de Enero para ver ese circo de los locos pilotos de coches y motos cruzando a toda leche por su pequeño rincón del mundo.
    Recuerdo un día en particular, me escapé con el doctor Xavier Mir (el prestigioso traumatologo de casi todos los pilotos de motos) me dijo, Miguel sube al Toyota que te voy a llevar a un sitio, en cuanto llegamos al poblado lo recibieron como a un padre, le tenían una estima tremenda, la cara de la gente del poblado se reflejaba alegría realmente sincera, una vez que acabamos la visita y montado nuevamente en el 4×4, le pregunté.
    Xavi porque este recibimiento????
    Me contestó, Miquelon traje hace un par de años, medicamentos y proyectos sanitarios a este pueblo (Nema) en Mauritania, para erradicar la tuberculosis infantil, que es una de las principales endemias del continente y solo con este gesto de preocuparme por ellos, me lo agradecerán para toda la vida.

    Cuando llegué al campamento del Rallye, busqué en Internet información de la Tuberculosis infantil, lo busqué por una razón, porque en toda mi vida no me he preocupado de saber que era esto, claro, vivo en un país desarrollado no tengo porque saberlo, pero ellos no, ellos conviven cada día con esto y se van a dormir pensando que no les pase a sus pequeños hijos…….

    Y hubo un señor con bata blanca que cada año les va a visitar y a cobrar, no en dinero precisamente, se lo cobra con la expersión de sus caras la alegría que transmiten y las sonrisas sinceras de esta gente.

  6. Antes de nada quiero dar las gracias a Almu por hacer públicas estas palabras, palabras que me iban saliendo del fondo del corazón a medida que iba viendo y viviendo estas sensaciones. Tan solo quería ir transmitiendole lo que iba viviendo minuto a minuto, ni mucho menos que estas palabras se hiciesen públicas, aunque he de deciros que si esto sirve para explicarle al mundo lo que se vive allí, adelante, todo sea sumar para tratar de ayudar al máximo a aquel fantastico continente.
    Me he quedado corto probablemente, pero os aseguro, y Yolanda lo sabe, que es IMPOSIBLE narrar todo lo que te va pasando minuto a minuto en ese ya no pais, si no continente. Como os digo, minuto a minuto, siempre pasan cosas, es increible, no puedes despegar la vista de ningún rincón, de ningún niño, de ninguna imagen. Todas absolutamente todas te dejan huella.
    Espero tener en breve el Post o los post sobre el destino y las vivencias que hemos pasado durante estos dias e intentar a través de las palabras que podais haceros una idea de lo que es SENEGAL.
    Una vez más, gracias a todos por vuestros comentarios y a ti Almu, mil gracias por compartirlo, eres genial.
    Bsss y abrazos

  7. Aldana dijo:

    Hola Javier!
    Llegué a este blog y a este post por esas casualidad de internet… más precisamente por twitter (que recién incorporamos a nuestro blog). Cuando leía tus líneas se me humedecieron los ojos… y no pude evitar recordar las mismas sensaciones que pasamos hace unos meses con Dino (mi compañero de vida y de viajes) en Sudamérica. Si bien no son iguales las realidades en unos países y en otros, las sensaciones vividas por nosotros fueron muy parecidas cuando les llevábamos un poco de magia. Después de viajar por un año por distintos lugares lugares del mundo, decidimos volar a Venezuela y desde allí “bajamos” a dedo hasta Buenos Aires (donde vivimos). En el camino casi lo único que hicimos fue un proyecto educativo y mágico recorriendo muchos de esos lugares donde casi nunca llega nadie y donde casi nunca los chicos tienen la posibilidad de ver magia. La emoción que sentíamos cuando les arrancábamos sonrisas a los nenes y ellos te agradecían con toda la inocencia y alegría que podían, es imposible de describir con palabras…
    Pero quería contarte algo relacionado con lo que comentás de los muñecos. Una noche, en Bogotá, nos fuimos con una agrupación (aguapanelita) que una vez por semana recorre las calles de la capital colombiana para repartir agua panela caliente y pan a la gente vive en situación de calle. Era un miércoles. Nosotros estábamos allí y decidimos ir con ellos. Al final del recorrido, llegamos a una casa “tomada” en la que viven muchas familias con muchos niños. Cuando llegamos y DIno dejó su bolso negro al lado de una mesita para preparar el show de magia, un nene se le aceró y le preguntó: ¿qué traes en el bolso? ¿ropa? ¿comida para darnos? Y los dos nos miramos con tristeza… No, le dijo Dino, traigo una sorpresa para hacerles magia, ¿conocés lo que es la magi?, le preguntó al chico. No, qué es? Le contestó…
    Ese mismo nene, cuando terminamos, se acercó y nos dio un abrazo y nos regaló una sonrisa enorme que nunca podremos olvidar. Lo escribo y me emociono.
    Más allá de la realidad de este nene, que estuba esperando un abrigo o algo para comer, el hecho de recibir un breve show de magia, le permitió por unos 25 minutos olvidarse de esa realidad y divertirse, asombrarse, disfrutar…
    Nada, leyendo tus palabras me acordé de ésto y quise escribirlo…
    Nuestro próximo objetivo es poder llegar con Magia en el Camino a África… estamos en eso… es difícil, pero es nuestro próximo sueño… y después de leer este post, más convencidos aún.
    un beso grande desde la calurosa y lluviosa BUenos Aires.
    Aldana y DIno
    (Magia en el Camino)

  8. Angeles dijo:

    Cada uno de vuestros comentarios me ha hecho llorar,nunca he estado en Senegal tan solo he mandado ropa y algun juguete, creo que tengo que ir.

    • Hola Angeles,
      Soy Javier, la verdad que estas palabras y actos, no deberían hacernos llorar, y si deberian hacernos pensar y reflexionar sobre muchas cosas, sobre todo en como viven en muchisimos sitios y aquí en el “primer Mundo” hacemos la vista gorda.
      Si quieres un consejo, ves, ni lo dudes siquiera, además lo pasaras muy bien, y verás cosas impresionantes a nivel turístico. Yo por si acaso aprovecho y te dejo el post que he hecho del viaje. Espero que te guste. Un abrazo Angeles http://viajamoshoy.wordpress.com/2013/01/28/senegal-tierra-de-contrastes/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s