Meliá de Mar, con los cinco sentidos


Parece mentira que exista este pequeño paraíso de amplia mirada al mar en una isla como Mallorca. Alojarse en el  Meliá de Mar es sentirse inmerso en un espacio de paz en el que los sentidos adquieren el protagonismo.  Y digo ‘los sentidos‘ no de manera retórica, si no real. Si algo tiene este hotel es la capacidad para potenciar las sensaciones.

Lo primero que percibes es un aroma especial, como a semillas, hierbas…exótico. Era cardamomo. La cadena Meliá ha creado el concepto “Blue Velvet”, una sensación aromática que pretende ser común en todos sus hoteles. La recepción, la habitación y las zonas comunes huelen de manera especial.  Es ya conocida la carta de almohadas, pero con lo que no contaba era con una ¡carta de aromas! para la habitación. La personalización del huésped al detalle.

El Meliá de Mar nos sorprende con unas espectaculares vistas de la Bahía de Palma. A pesar de que la estancia era para relajarse y descansar, esta vista del amanecer en la bahía bien merece madrugar.

Claro que no es la única vista. La zona del jardín, alrededor de la piscina, está rodeada de unas agradables camas balinesas para dos personas, en las que además de disfrutar de esa mirada al mar, te sirven cava y fruta, mientras te dan un masaje craneo-facial.

Brisa marina, paz, silencio… Que si esto no es un paraíso que venga Dios y lo vea…

Este es uno de los muchos tratamientos que pude probar del Yhi Spa, un espacio donde es inevitable rendirte a la agradable sensación de sentir en tu piel el efecto de manos expertas. Bajo una luz tenue, música relajante  y aceites aromáticos. Tratamientos terapéuticos, de belleza, sauna, zona de aguas, jacuzzi, y masajes que me hicieron sentir en un templo de bienestar y la belleza. Me encantó su personal, atento, tranquilo, movimientos sigilosos que no alteran la armonia que te envuelve.

Restaurante Quatre4.  Son cuatro las cartas que se pueden degustar: Tapas, Mediterránea, Sushi y Tepanyaki. Cuatro conceptos gastronómicos dentro de un mismo espacio. Además de su menú variado y también exquisito para los clientes en media pensión, que si hay ocasión de disfrutar en la terraza se convierte en una agradable velada, que se prolonga en el Gabi Lounge.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Destinos, General, LifeStyle, Mallorca, Mis viajes y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s